CU-GÁLVEZ / Noticias

Se presenta UNL 200/19, una nueva experiencia para el Ingreso

Este miércoles se presenta la experiencia UNL 200/19, destinada a los aspirantes de las carreras de Ingeniería Ambiental, Licenciatura en Química, Licenciatura y Profesorado en Letras, y una comisión de Abogacía, quienes cursarán un trayecto diferencial.

Próxima a cumplir 100 años, la UNL implementará una experiencia novedosa, denominada UNL 200/19, para el Ingreso 2019 destinada a los aspirantes a las carreras de Ingeniería Ambiental, Licenciatura en Química, Licenciatura y Profesorado en Letras, y una comisión de Abogacía. La misma corresponde a la puesta en marcha del Programa de Análisis y Diagnóstico de las instancias de Articulación e Ingreso, que coordina la Secretaría de Planeamiento Institucional y Académico, y fue aprobado por el Consejo Superior. A través de dicho programa se instrumentarán diversas acciones tendientes a redefinir y repensar el sistema de pasaje del nivel secundario al universitario en la UNL. La presentación para los estudiantes involucrados se realizará este miércoles en el Paraninfo a partir de las 9 hs, en un acto encabezado por el rector de la UNL, Enrique Mammarella.

En este marco, la propuesta UNL 200/19 funcionará a modo de experiencia piloto a partir de febrero de 2019 e implica un formato de articulación e ingreso a la Universidad Nacional del Litoral diferencial, destinado a aproximadamente 200 aspirantes de las carreras de Ingeniería Ambiental (Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas), Licenciatura en Química (Facultad de Ingeniería Química), Licenciatura y Profesorado en Letras (Facultad de Humanidades y Ciencias), y una comisión de los aspirantes a la carrera de Abogacía (Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales).

 

En qué consiste UNL 200/19

UNL 200/19 consistirá en un trayecto presencial, a llevarse a cabo en febrero del 2019, de tres semanas de cursada intensiva -cinco días por semana, 4 horas diarias-, organizada por comisiones a cargo de docentes y un equipo de tutores. Se complementará con encuentros con los estudiantes, organizados en grupos a cargo de profesionales, especialistas, profesores y tutores, para que cuenten con apoyos puntuales sobre aspectos específicos de las disciplinas, teniendo en perspectiva los diversos horizontes académicos y profesionales de las orientaciones elegidas.

Cabe señalar que quienes tomen parte de UNL 200/19 quedan excluidos de los requisitos y procedimientos dispuestos por Ordenanza Nº 7/06, sustituidos por los implementados por el Consejo Superior mediante resolución Nº 542/18.

 

Una relación pedagógica que multiplica saberes

Las alternativas analizadas por el equipo de trabajo fueron puestas a consideración en diferentes instancias de intercambio y aportes de las que participaron decanos, directores de Centros Universitarios y Sede Rafaela-Sunchales y referentes de las áreas académicas de todas las Unidades Académicas.

Un conjunto de dispositivos institucionales, relaciones pedagógicas, saberes, modos de comprender y de indagar se volverán así disponibles para que los aspirantes empiecen a volverse estudiantes universitarios e inicien sus carreras con herramientas para sus desempeños. Esta variación se sostiene en un estilo de relación pedagógica empeñada en crear nuevas relaciones con los saberes; subrayar la relación entre los saberes y sus efectos sociales; acercar a los aspirantes la posibilidad de conocer y ejercitarse en las prácticas del estilo de trabajo propio a los estudios superiores; al ejercicio de la ciudadanía universitaria; y favorecer que las trayectorias de estudio que se inicien cuenten con herramientas y sólidos puntos de partida para recorridos gratificantes.

En este sentido, Graciela Frigerio, una de las coordinadoras de UNL 200/19 y directora del Doctorado en Sentidos, Teorías y Prácticas de la Educación que se dicta en FHUC, señaló que "el ingreso a la universidad es un tema clave, hace muchos años se vienen haciendo distintos intentos a los fines de lograr que la universidad sea un espacio democrático. Ahora vamos a intentar un ensayo que variará algunas características en la modalidad de recibir a los nuevos estudiantes. No se trata de un intento sino de un reacomodamiento de variables. Por eso se ha constituido un grupo de profesionales que se encuentra diseñando las actividades que tendrán lugar a partir del 11 de febrero y que tratará de poner a prueba varias hipótesis a fin de lograr lo que todos anhelamos: que los estudiantes lleguen, se identifiquen con la historia de la universidad, se sientan formando parte de las carreras que eligieron, sostenidos y acompañados. Las actividades se desarrollarán en comisiones durante tres semanas. Veremos si poniendo en juego estas variables logramos que haya menos frustración entre profesores, familias y entre los mismos estudiantes", apuntó.

La socióloga, docente e Investigaora Virginia Trevingnani también forma parte del equipo que diseñó UNL 200/19 y se refirió a la evaluación de la experiencia piloto. "Diseñamos una evaluación que puede ser etiquetada como un estudio de caso que se dará en tres dimensiones: formación docente, valoración de docentes y estudiantes de la experiencia, y evaluación de trayectorias, es decir que luego de esta experiencia del ingreso se analizará cómo les fue a estos estudiantes en comparación con los del ingreso tradicional. Ese diseño mutidimensional y a la vez tomando en cuenta las voces de los actores que participan de las tres semanas de cursado, tiene un punto novedoso y es que la información va a ser recolectada durante las tres semanas en cada una de ellas por los propios estudiantes". 

Por su parte, el secretario académico de la Facultad de Ingeniería Química, Emiliano Bastia, reflexionó: "Esto significa un gran desafío para cada una de las unidades académicas que están involucradas de cara al ingreso 2019 porque implica repensarnos a nosotros mismos, el vínculo y la relación que tenemos desde la institución y desde el cuerpo docente que recibe y trabaja con los ingresantes, en este caso con quienes ingresan a la Licenciatura en Química, que es una de las carreras en las que se va a desarrollar la prueba piloto. Ese desafío implica repensar la forma en que se dicta lo disciplinar, en la que se asocia el saber científico y la construcción del conocimiento en la universidad con lo disciplinar; y encarar ese desafío de manera institucional trabajando colaborativamente con los docentes del primer año. Porque no se trata de saber qué ocurre solo en esas tres semanas de la experiencia piloto sino también cómo se reconfigura el vínculo institucional entre el ingresante a la UNL, la FIQ y principalmente cómo se reconstruye ese vínculo entre el conocimiento y el ingresante a la Universidad", indicó.

 

Última actualización: 18/12/2018 a las 16:17 hs.